dissabte, 31 de gener de 2009

El negocio de las células corre más que la ciencia

Cada vez hay un mayor número de empresas que se encargan de almacenar células madre aunque muchos científicos dudan de su utilidad. Además de los bancos privados de cordón umbilical, han surgido otras compañías encargadas de conservar células obtenidas de dientes de leche, de sangre menstrual y de grasa corporal.
La realidad es que de todas estas células sólo tienen uso clínico para la misma persona las de cordón umbilical, pero no se cree que las células guardadas en los bancos privados lleguen nunca a ser utilizadas, pero el gran entusiasmo en todo aquello que envuelve a las células madre y un precio asumible (1300-2000 euros de conservación durante 20 años) para muchas familias, ha provocado que la gente opte por los bancos privados. Aunque estos centros existen en España, la mayoría ha optado por centros en el extranjero para esquivar la normativa nacional que obliga a compartir estas muestras con quienes las necesiten.

Los bancos de cordón son los más extendidos, pero existen otras modalidades distintas de almacenamiento como:
¨Procesar las células madre de la raíz de piezas dentales, la tarifa es de 100 euros por diente más 95 euros anuales.
¨Almacenamiento de fluido menstrual que tiene un conste de 378 euros por muestra y 75 euros al año.
¨Conservar la grasa de los pacientes que se someten a una liposucción y extraer de esta muestra las células madre, su coste es de 1500 euros y 100 euros anualmente.

La realidad es que las únicas células que sirven son las células procedentes del cordón umbilical, es utilizada para tratar personas con enfermedades de la médula ósea como, por ejemplo, leucemias.
Las otras que hemos mencionado solo sirven para hacer ensayos clínicos, como por ejemplo aquellos experimentos que desarrollan con tejidos adiposos para mejorar la cicatrización en intervenciones quirúrgicas.
La gente, aún con todos estos argumentos, sigue pagando por que le conserven este tipo de muestras en los bancos privados, ya que estos les convencen diciendo que hay posibles avances científicos que se pueden desarrollar en los próximos años relacionados con la medicina regenerativa, encargada de manipular las células madre para curar tejidos y órganos, aunque con seguridad no se usaran esas muestras.

El avance mas significativo con relación a la medicina regenerativa consiste en reprogramar células adultas para transformarlas en células madre que se comportan como embrionarias, pero para eso no hace falta recurrir a ninguna célula congelada, ya que basta con obtener las células de un simple pelo y manipularlo. Esta manipulación consiste en hacer el camino inverso al de su desarrollo biológico y devolverlas al estado de células madre con la capacidad de convertirse en cualquier tejido. Este procedimiento eliminara la necesidad de almacenar células madre para hipotéticas aplicaciones en medicina regenerativa, por lo que no tenemos ninguna necesidad de guardar células madre adultas cuando se puede tener células capaces de regenerar todo tipo de tejidos a partir de un simple pelo.
Por último, hay que destacar que hay compañías que ofrecen prodigiosos preparados de células madre procedentes de fetos, cuyo origen es desconocido, que sirven para tratar enfermos de cáncer, afectados de lesiones medulares, epilepsia...pero la realidad es que por el momento no es posible y el futuro es desconocido.




Para ver la noticia pinche aquí

diumenge, 25 de gener de 2009

Proteus navegará por arterias humanas muy pronto

Los especialistas de la Universidad de Monash, en período preliminar, han creado un micromotor llamado Proteus que esperan que dirija a los catéteres(delante de éstos), pero que también pueda navegar sin ellos por los conductos sanguíneos más estrechos si así fuera necesario.

Su medida es la más reducida hasta el momento en este tipo de diseño, unos 250 micrómetros. Está formado por un estátor y un rotor, y como fuente de energía para este "chip", los especialistas creen que la mejor opción es la piezoelectricidad, que es la energía utilizada en las cocinas de gas.


Para su movimiento lleva una cámara que le marca el camino y muestra imágenes al doctor. Además, el estátor que lo compone le permite vibrar y girar en espiral. También consta de un flagelo en la parte posterior para ayudarlo a impulsarse.


La facilidad de estos pequeños aparatos en las zonas más estrechas e inaccesibles del cuerpo humano, facilitará mucha más información al doctor sobre los pacientes y así se podrán solucionar con más éxito muchos de los problemas arteriales.
Éste tipo de microrobótica, seguramente es la que nos hará prosperar en el ámbito de la salud al menos, ya que estos mecanismos, harán posible que se solucionen problemas que se pensaba que jamás se pondrian solucionar.
Para tener más información sobre la notícia pincha aquí o aquí.


Aquí os dejo un vídeo sobre su funcionamiento.